____________________
Statement:
Collective exhibition. La Casa del Libro, San Juan, Puerto Rico. March - June 2017

____________________

Un encuentro con el arte del libro cubano

Karen Cana-Cruz
Febrero 2017

Como parte de nuestra misión de fomentar el reconocimiento y el aprecio hacia el libro y sus artes relacionadas, La Casa del Libro presenta la muestra colectiva Imaginarios del Libro Arte, una mirada al arte cubano contemporáneo desde el libro como obra de arte. Los artistas participantes exploran la conjugación de texto e imagen en originales ejemplares que arrojan una lectura diferente tanto del libro como de su trabajo artístico.

Agradecemos la colaboración de Aliosky García Sosa, artista del grabado y profesor de la Universidad de las Artes de la Habana (ISA) y del artista plástico Hanoi Pérez Cordero.

Este último participó en la organización y curaduría de la exposición El libro de artista, una lectura diferente, una muestra colateral celebrada en octubre de 2016, durante el IX Encuentro Nacional de Grabado auspiciado por el Consejo Nacional de las Artes Plásticas y el Taller Experimental de Gráfica de La Habana, la cual reunió muchas de las obras que hoy presentamos.

La selección de obras está basada en la investigación de diferentes generaciones de artistas que han abordado el género del libro de artista y demuestran cuán diversa puede ser la producción de este tipo de arte, específicamente en la producción cubana contemporánea. En Cuba no existe todavía un centro del libro-arte, el común denominador entre los artistas es usar el libro como soporte de su trabajo artístico, ya este sea pictórico, gráfico o escultórico, muchas veces aplicando las mismas técnicas. De acuerdo a Pérez Cordero, "las obras muestran las diferentes maneras de crear un libro de artista, maneras que son tan diversas como el arte mismo. Dicha diversidad se hace evidente a través de la morfología de las piezas, la cual transita desde el libro más apegado a los métodos tradicionales del grabado, la pintura y la escultura, hasta la instalación, los medios digitales y el performance. Así como diversas son las formas del libro de artista, también lo son las lecturas de su contenido".

Esta oportunidad de exponer el trabajo de los cubanos nos complace de muchas maneras; nos permite acercar a nuestra isla la labor de artistas que están usando el libro como soporte, continuar el diálogo sobre este género y crear un puente de ideas y conocimientos entre artistas, profesores y estudiantes, mientras estrechamos los lazos fraternales que nos unen con nuestros hermanos caribeños.
Al igual que se hizo en La Habana, en esta ocasión buscamos que el público pueda interactuar con las obras para propiciar el que haya una experiencia más íntima con las mismas, una vivencia similar a la literaria. Ello posibilitará un intercambio novedoso teniendo en cuenta el lenguaje diferente que este tipo de libro propone.

Confiamos en que la muestra sirva de inspiración y disfrute para todos nuestros visitantes y que nuestros esfuerzos los entusiasmen a conocer más sobre la misión del Museo Biblioteca La Casa del Libro.

Como de costumbre, a nombre del Consejo de Miembros y el mío propio, le expresamos nuestro sincero agradecimiento a todos los auspiciadores, colaboradores, socios y voluntarios por su apoyo y al personal de la institución por su dedicación y esfuerzo. Ustedes hacen posible que sigamos adelante.



El libro de artista no es un libro de arte es una obra de arte

José Emilio Antón

De acuerdo a Chrislie Pérez, especialista en arte, “hoy el libro de artista puede considerarse como una vía legítima de expresión y con un carácter multidisciplinario, pues se rige por la combinación de distintos procedimientos artísticos tradicionales y contemporáneos. Se trata, en efecto, de un dominio artístico cuyos límites están en constante expansión, que está en movimiento permanente, que no se adapta y que se transforma. En definitiva, se trata de un tipo de libro infinito”.

El libro de edición tradicional es un producto impreso, pegado o cosido y encuadernado industrialmente, que se crea a partir de un texto y puede o no integrar arte o diseño. El libro-arte es una obra de arte que toma forma de libro.

Se preconcibe como una obra artística y presenta una producción compleja, libre y creativa. Como modalidad artística, podemos decir que el libro-arte comienza a manifestarse a final del siglo XIX, con el libro “Un Coup de Des Jamais N'Abolirá Le Hasard” (Una tirada de dados nunca podrá suprimir el azar, 1897), del poeta francés Stéphane Mallarmé y luego se solidifica a partir del surrealismo, con destacados ejemplos como los Calligrammes (1914), en los que el poeta y crítico literario Guillaume Apollinaire usó diseños tipográficos para presentar sus versos libres. Más adelante, representantes de otras vanguardias como el constructivista El Lissitzky, (Dlia Golossa, 1923), los dadaistas Francis Picabia (la revista literaria 391, 1924) y Marcel Duchamp, los integrantes del movimiento Fluxus, del Arte Pop y el Arte Conceptual, establecerán una relación directa entre la literatura, el diseño, las artes plásticas y la música. Toda esta experimentación logra que el libro adquiera una lectura de carácter plástico. La historiadora francesa Anne Moeglin-Delcroix, especialista en el tema, establece en su libro Esthétique du livre d’artiste, que Edward Ruscha reinventó el libro de artista con Twentysix Gasoline Stations, de 1963, un ensayo fotográfico auto-publicado por Ruscha utilizando impresión comercial y sin firmarlo, el artista negó así el carácter artesanal característico del libro-arte en favor del concepto artístico, abriendo el género a las posibilidades de producción y distribución en masa. Así, el libro de artista se convierte en una entidad artística propia, convirtiéndose en un nuevo género del arte contemporáneo.



Imaginarios (de cubanos) en el libro arte

Dra. Carina Pino Santos, Historiadora y crítica de arte
Marzo 2017

En San Juan, la Casa del Libro ha abierto sus puertas a los artistas cubanos a inicios de este 2017 para mostrar un despliegue de imaginarios visuales riquísimos y diversos sobre la forma del libro.

Se trata de un puente más tendido desde las artes visuales que enlaza dos culturas hermanadas por el Caribe insular y la historicidad que nos lega el tiempo.

Es también la primera vez que artistas de Cuba ofrecen una muestra colectiva sobre la manifestación del libro arte fuera de la Isla, algo que otorga una peculiar distinción a esta muestra colectiva.

La referencia, exhibición y reconocimiento al libro arte en el panorama insular es relativamente reciente, y pudiera pensarse que es una expresión artística de relativa novedad en Cuba. Mas su existencia real es muy anterior, ya que tiene precedentes en los álbumes de la época colonial y una evolución posterior en la historia del arte cubano. Su dato más reciente y relevante fue la exposición Libros Arte presentada por el proyecto Haciendo Presión en el 2015 durante la XII Bienal de La Habana en lo que se denominó Zona Franca, en la fortaleza del Morro. Entonces sus propios creadores expresaron que se adentraban en un "territorio cada vez más explorado, pero aún poco difundido”.

Región del libro arte que, por otra parte, ha continuado siendo investigada a través de varias exposiciones que han tenido lugar en el Taller de Gráfica de la Plaza de la Catedral de La Habana y también en otras galerías de la capital.

En la presente exhibición de la Casa del Libro participan diferentes generaciones de artistas cubanos, la mayoría radicados en Cuba, en cuyas obras se aprecian muy variadas estructuras, estilos y tendencias. Por lo que podría decirse que es la diversidad en toda su riqueza visual el denominador común que signa a esta muestra.

Desde las planchas de metal trabajadas a punta seca de Jacqueline Maggi, que en su ácida metáfora se pregunta sobre el hogar del arte hasta la pieza del más joven participante, Alberto Campos Ayala, quien en No Poet Red fusiona dos poemas, para crear una visualidad en pantalla digital, en general, la exhibición ofrece, sin proponérselo, un recorrido por los distintos modos en que los artistas visuales han asumido su quehacer, al que han incorporado la rama del libro arte.

La intención poética y objetual halla en las obras de José Manuel Fors y Yamilé Pardo una hermosa y disímil confluencia. El primero con su Columna de libros vuelve sobre esa introspección espiritual que le es tan cara a su trayectoria, y revaloriza esas referencias poéticas, literarias y científicas que son una parte fundamental de su propia obra. La segunda, en su pieza El sonido de la luna es capaz de aunar el azar del dibujo y la abstracción en serigrafías, en una pieza que alude a la sinestesia y a una metáfora sobre lo fortuito visual y el silencio cósmico.

No se hallan ausentes creaciones que han marcado pautas en el curso de esta expresión en la Isla, como el libro realizado en colectivo en el 2012, Haciendo Presión, que dio título al grupo homónimo, antes mencionado, de creadores, y a la vez núcleo que ha ido creciendo al incorporarse otros artistas con objeto de exponer y cultivar esta disciplina desde sus propias individualidades y paralelamente a sus trayectorias. Asimismo en la exhibición pueden apreciarse otras obras significativas como Poder (2011), Privacidad (2011) y Espera (2012), con grabados de 13 artistas, trilogía que tuvo una contribución fundamental en el siglo XXI en esta rama y que fue asesorada por un entusiasta del libro arte en Cuba, el estadounidense Steven Daiber.

Mucho más podría decirse de este empeño y sobre la labor fructífera de artistas cubanos, cuya creación se exhibe hoy en San Juan y que celebra este encuentro en 2017 con tantos amigos puertorriqueños, evento que, de paso, ha sido posible gracias a la generosa invitación de la Casa del Libro, y que hallará una continuidad en torno al arte y al libro como formas irradiadoras de infinito incentivo para el arte caribeño.



Coordinador de la exposición: Aliosky García
Curador invitado: Hanoi Pérez
Asesor Museográfico: José Gabriel Ojeda


Artistas:
Imna Arroyo, Yamilys Brito, Janette Brossard, Anyel Maidelín Calzadilla, Alberto Campos, Lisbet Corvo, Carlos del Toro, Yerandee G. Durán, Dania Fleites, Amílkar Feria, José Manuel Fors, Flavia Fuentes, Aliosky García, Yordanis García, Eduardo Guerra, Cynthia Guild, Eduardo Hernández, Luis Lamothe, Amanda Lebel, Isolina Limonta, Liudmila López, Jacqueline Maggi, Paulina Márquez, Norberto Marrero, Yornel J. Martínez, Jorge Mata, Ibrahim Miranda, Orlando Montalbán, Osmeivy Ortega, Yamilé Pardo, Julio César Peña, Hanoi Pérez, Ángel Ramírez, Adislén Reyes, Jesús Reyes, Juan Carlos Rivero, Jaime Rodríguez, Yilian Torres, Alejandro Sainz, Frank David Valdés, Sergio Valdés, Darexis Valle, Ramón Vargas, José Ángel Vincench