____________________
Resumen:
Se enfoca en los comienzos de una sensibilidad y práctica del arte en Cuba relacionada con los Emerging Media y menciona a parte de los artistas pioneros y continuadores de estos medios.
_____________________

Desde comienzos de este siglo venimos experimentando dentro de las prácticas artísticas una serie de giros en torno a las herramientas y las morfologías vinculadas con otros medios que no se deben a la tradición. Es de este modo como muchos concebimos la utilización de los mismos en el arte: un vasto campo que entre el 2001 y el 2003 se asoma en ciernes para el panorama del arte cubano contemporáneo. Luego de esos años, varios pudimos comenzar a hablar y comentar con más voz —aunque parcialmente— desde los llamados Nuevos Medios.

Sus pioneros en nuestro contexto los hallamos en creadores como Luis Gómez, José Fidel García ´T10´, Ernesto Leal, Antonio Margolles, Lázaro Saavedra, entre otros artistas que gradualmente se hacen conscientes herederos de esas precedencias como Rewell Altunaga, Mauricio Abad, Kevin Beovides, Lainier Díaz, Carlos José García, Jairo Gutiérrez, Dennis Izquierdo, Marcel Márquez, Yusnier Mentado, Randy Moreno, Levi Orta, Naivy Pérez, Milton Raggi o Celia y Yunior, et. al.

Se considera que el mayor porcentaje de las producciones artísticas, casi un setenta, se mueven dentro del campo pictórico y otros medios tradicionales como la escultura y el grabado. Entonces un presunto treinta por ciento de la creación se realiza dentro de otros modos como la fotografía, la performance, el video, la instalación... y otros medios que usan la tecnología como herramienta y generadora de nuevos contenidos. Con el empleo de hardware más estándares en sus comienzos y otros gradualmente desarrollados para el campo del arte, con el uso o creación de software y sus posibilidades programáticas, luego con la combinación de medios que parten de esas plataformas, además de percibirse como un espectro de instrumentos expresivos, se ofrecen otros niveles, conceptos y problemáticas en consecuencia con sus códigos lingüísticos y morfológicos; aportándose algo más que lo meramente instrumental. Pero ello ocurre en la menor proporción del arte actual, curiosa y paradójicamente una de las zonas más interesantes en cuanto a exploraciones, comentarios y tópicos dentro del arte contemporáneo.

Esto genera en otros creadores, algunos ya establecidos y otros más jóvenes, una sensibilidad o interés por adentrarse en las posibilidades que ofrecen estas herramientas que emergen. En medio de esta inmersión en otras modalidades expresivas se evidencia otro desfasaje entre el campo de la teoría y la crítica respecto a estas prácticas. Entre esa necesidad de un nuevo entrenamiento por parte de la crítica y la teoría, de una alfabetización diferente del campo, los creadores detentan un nuevo conocimiento que se mueve entre lo teórico-práctico y se democratiza el proceso mismo, en la medida que, aun respetándose el sentido autoral, puede ser usual el trabajo a varias manos en función de una obra específica. Estos elementos han ido penetrando, hasta ahora tímidamente, en el conocimiento del campo académico cubano, encargado de historiar, determinar y valorar el arte.

Algo que late dentro de estos nuevos procesos está en relación con los modos de nominarlo. En nuestro criterio empleamos los términos Nuevos Medios o New Media para englobar un conjunto de operaciones artísticas que parten del universo electrónico e informático aplicado al arte. Pero esta denominación no resulta suficiente al notar que lo “nuevo”, con el tiempo y la legitimación, pasa a ser “viejo”. Si durante los años sesenta del siglo XX el video arte se constituyó, junto a otros modos como el arte de acción y la performance, como parte de los nuevos lenguajes, ya en el año 2013 estos son parte del Media art; pero no del New Media art. Si se continúan comprendiendo bajo una gran "sombrilla", se debe en última instancia a sus cercanías de lenguaje, técnicas y morfologías; pero sobre todo debido a una razón metodológica y formativa vinculada con los enfoques para la enseñanza y propagación de estas modalidades. Es por esto que, en la búsqueda de un modo de designar a estas expresiones que resultan “nuevas”, consideramos más pertinente hablar de Medios Emergentes o Emerging Media; en la medida que incluye de una manera más flexible lo “nuevo” con lo que se experimenta sin desdorar el empleo de otros recursos.


[imagen cover] frency. Selfportrait, or the pleasure of the dissidence. Video-instalación interactiva. Laptop con pantalla partida, speakers, minitesla y latas de pintura. 2013 (dentro de la muestra “Gadgets”, Castillo Árabe de La Tropical, Proyecto MATROSKA, abril).

frency. La Habana, septiembre de 2013.
Publicado en Noticias ARTECUBANO